Sofía – Pequeñas historias

“Pasar largas tardes sin hacer nada más que vaguear mientras los hijos corretean o juegan, inventan y exploran. Comer con ellos, desayunar con ellos, dormir con ellos, estar. Privilegios gratuitos que parece que muy pocos sin embargo se pueden permitir. Con las prisas y el estrés la crianza se convierte definitivamente en una enorme carrera de obstáculos. Las guarderías no se publicitan anunciando actividades placenteras para los más pequeños tales como salir al parque, ver insectos o ayudar a cocinar a un adulto. En vez de eso ofrecen clases de inglés y supuestos programas de estimulación cognitiva que se supone aseguran un futuro triunfal. Estresados desde tan temprana edad la única manera que tienen algunos pequeños de que se les permita no hacer nada en toda la mañana es enfermar.

Y sin embargo la crianza poco tiene que ver con la producción industrial en la que se encuentra sumergida, si no todo lo contrario, es una obra de la más delicada artesanía. Despacio se van construyendo los vínculos más sólidos y duraderos, esos que dan como fruto adultos seguros de si mismos y con enorme capacidad de amar. Las madres y los padres tendríamos que detenernos mucho más a menudo a mirar a nuestro alrededor y preguntarnos realmente cuanto de lo que hacemos a diario es realmente imprescindible, qué contribuye a nuestro bienestar íntimo, y qué supone un estrés innecesario y enfermizo. Conforme nos atrevemos a desprendernos de las prisas y dejamos de huir sentimos como todo era en realidad mucho más fácil, más sencillo e infinitamente más bonito de lo que intuimos. Criar despacio es simplemente permitirse vivir respirando hondo, contemplando el milagro de la vida en nuestras criaturas que sin estrés florecen mucho más robustamente de lo que pensamos.”

Un domingo de Marzo, y a punto de cumplir sus primeros 6 años, nos fuimos con Sofía a jugar un rato a la plaza. Y a documentar el paseo, claro 🙂

Pequeñas historias nace de mis ganas de registrar la infancia de una manera única y especial. Me gusta pensar en que cada familia pueda recordar esta etapa sin poses ni accesorios, con carcajadas espontáneas y disfrutando de una tarde de juegos.

Estas sesiones están pensadas para niños de cualquier edad, solo tienen que tener ganas de jugar mientras les saco fotos. Podrán hacerse a domicilio o en algún espacio al aire libre elegido por los papás.

Las fotos se entregarán en formato digital en alta calidad, sin marcas de agua, a través de una plataforma online para que puedan descargarlas.

Consultas: hola@ivanagorosito.com.ar

6 comentarios

  1. Espectacular! captaste el alma de cada instante

    1. Muchas gracias Panto!!!

  2. Natalia dice: Responder

    Me encantoooo… la pequeña modelito tiene esencia…y vos lograste retratarla en su máximo esplendor!

    1. Muchas gracias Naty!!!

  3. Guido dice: Responder

    Tremenda como siempre. Fan.

    1. Gracias Guido!!! Que honor el saludo del otro lado del mundo!

Deja un comentario